Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda es una enfermedad del sistema venoso profundo, la cual es causada por un cierre completo o parcial de una vena por un trombo. La incidencia anual de trombosis venosa profunda de las extremidades inferiores se estima en 1-2 casos por 1000 habitantes. En los primeros treinta años de vida, la trombosis venosa profunda es diez veces menos frecuente y el riesgo se incrementa gradualmente con la edad. En casos raros afecta a los niños. La incidencia no varía con el género, pero la edad promedio a la cual los hombres desarrollan trombosis es menor (66 años) que en las mujeres (72 años). Las preguntas sobre la incidencia estacional de la TVP se mantienen sin resolver.

Factores de riesgo para la trombosis venosa profunda

  • Inmovilidad prolongada – hospitalización con reposo en cama, yeso, viaje largos
  • lesión – especialmente fracturas de hueso
  • cirugía de rodilla o cadera
  • embarazo y periodo postparto
  • Medicamentos hormonales – anticonceptivos hormonales, terapia de reemplazo hormonal
  • catéter venoso central
  • obesidad
  • sarcomas
  • falta de coagulantes internos – proteína C, proteína S, antitrombina III
  • anticuerpos antifosfolípidos
  • síndrome nefrótico
  • hiperviscosidad de la sangre (sangre más «espesa») – número incrementado de glóbulos rojos o leucocitos, niveles elevados de proteínas de la sangre o deshidratación
  • mutación leiden
  • disfibrinogenemia
  • mutación del gen de la protrombina
  • Homocistinuria – mutaciones en el gen MTHFR

La trombosis venosa profunda y sus síntomas

Los síntomas de la TVP son usualmente:

  • hinchazón súbita de extremidades
  • dolor intenso en la pantorrilla o dolor en toda la extremidad
  • dolor en las extremidades con un incremento en la presión venosa
  • palidez o cianosis (piel azulada) de la extremidad
  • adormecimiento
  • posible enrojecimiento y piel cálida en el lugar de la trombosis

Además se puede presentar fiebre o fiebre acompañada de aceleración del pulso cardíaco En casos raros se puede dar un signo positivo de fascitis plantar (dolor al presionar la planta del pie) y del signo de Homans (dolor en la pantorrilla al realizar la dorsiflexión del pie).

Trombosis venosa profundaTrombosis iliofemoral

La trombosis iliofemoral (en la cadera y muslo) y la trombosis en la pelvis pueden ocasionar la creación de colaterales venosas, las cuales reemplazan vasos con trombos del sistema venoso profundo en la zona de la entrepierna o se pueden ver en el abdomen, lo que se conoce como cabeza de Medusa (caput medusae). La trombosis iliofemoral profunda se puede manifestar de forma no característica, por ejemplo, con dolor abdominal. Principalmente se afecta la pierna izquierda. Se pueden ver vasos colaterales que se forman en una extremidad. La trombosis en el área del mediastino se puede manifestar a través del «síndrome de la vena cava superior» con edema y eritema en la parte superior del pecho, el cuello y la cara. La trombosis venosa en la zona de la canulación y los puertos se manifiesta por medio de hinchazón, dolor y enrojecimiento en el curso de los vasos sanguíneos.

La flegmasia cerúlea dolens (pierna dolorosa azul) es una forma poco común y severa de la trombosis venosa profunda que resulta de una oclusión trombótica importante bloqueo por un trombo) de la venas mayores y colaterales de una extremidad. Se caracteriza por un dolor súbito y severo, hinchazón, cianosis y edema del miembro afectado. El paciente pude estar hipotenso (presión sanguínea baja) o en shock. El color de la pierna puede volverse azul y la circulación se deteriora incluso en las arterias. En el tejido subcutáneo del miembro puede haber petequias, pequeños moretones.

Advertencia: La trombosis venosa profunda puede manifestarse de forma no característica. Los síntomas pueden no corresponderse completamente con los descritos antes, por ejemplo, podría haber solo hinchazón (que aparece de forma relativamente súbita en unos días sin ningún otro síntoma). Incluso en estos casos se debe contactar inmediatamente a un médico.

Desafortunadamente, también podría darse el caso de que se contacte a un doctor, pero que este no dé con el diagnóstico correcto. Si crees que necesitas la opinión de otro médico, busca otro y conversa con él. Ha habido casos en los que el diagnóstico y tratamiento correctos no se dieron sino hasta consultar con un tercer doctor.  Algunos pacientes, especialmente gente joven, en los que no se espera esta complicación, terminan pagando con sus vidas. Un diagnóstico temprano en extremadamente importante.

¿Cuál es el peligro de una trombosis venosa profunda?

La trombosis venosa profunda es peligrosa debido al riesgo de complicaciones serias, como embolia pulmonar, insuficiencia venosa crónica y síndrome post-trombótico. La embolia pulmonar puede llevar a la muerte del paciente, la insuficiencia venosa crónica y el síndrome post-trombótico pueden disminuir la calidad de vida del paciente. Es por esto que es importante no solo diagnosticar y tratar adecuadamente la trombosis venosa profunda, sino también enfocarse en una prevención minuciosa en la población de alto riesgo.

Todo trombofílico debe aprender los factores de riesgo que ocasionan la trombosis, planear un estilo de vida apropiado y evitar activamente los riesgos.

[Total: 4    Average: 4/5]