Heparinas de bajo peso molecular

Las heparinas de bajo peso molecular (HBPM-heparina de bajo peso molecular) son un tipo de fármacos anticoagulantes usados para prevenir y tratar la tromboembolia venosa, para el tratamiento de infarto al miocardio (ataque cardíaco), el tratamiento de flebitis superficial y para la prevención de derrame en pacientes con fibrilación auricular. La heparina es un polisacárido natural que contrarresta la coagulación, es decir, trabaja en contra del proceso que lleva a la trombosis. Las heparinas de bajo peso molecular son producidas usualmente de a partir de la heparina a través de un proceso de despolimerización. Las mejores heparinas de bajo peso molecular que se conocen son: Fraxiparina (nadroparina), Clexane (enoxaparina) y Fragmin(dalteparina).

Se usan como inyecciones subcutáneas. Tu doctor puede explicarte como aplicarte la inyección por tu cuenta. Los pacientes son usualmente capaces de hacerlo por su cuenta con las jeringas que vienen de fábrica con dosis medidas, igual que la insulina para un diabético. Se aplican mayormente en la piel del abdomen o muslos. Si llevas tiempo con la terapia de heparina de bajo peso molecular, se pueden formar moretones como resultado de su efecto anticoagulante.

A diferencia de la warfarina, el efecto de la HBPM comienza poco después de su aplicación y dura entre 12 a 24 horas. Se usa cuando se requiere un efecto anticoagulante inmediato que sea de corta duración. Las heparinas de bajo peso molecular se usan generalmente con los pacientes que toman warfarina y viceversa El efecto de la warfarina comienza después de unos días de uso y, por lo tanto, el uso simultáneo de HBPM ayuda a compensar este periodo.

El tratamiento usualmente no requiere control frecuente de laboratorio y hay un menor riesgo de sangrado. Es necesaria la precaución con la dosis, especialmente en pacientes con función renal disminuida.

[Total: 1    Average: 5/5]