plicní embolie
by marin at freedigitalphotos.net

Embolia pulmonar La embolia pulmonar es la tercera enfermedad cardiovascular más seria. La embolia pulmonar es un bloqueo de una de las arterias pulmonares en los pulmones.

En la mayoría de los casos, la embolia pulmonar es causada por un coágulo sanguíneo que viajó al pulmón desde las extremidades inferiores y raramente desde otras partes del cuerpo. Dado que la embolia pulmonar casi siempre ocurre en conexión con la trombosis venosa profunda, la mayoría de médicos se refieren a estas dos condiciones como enfermedad tromboembólica.

Aunque cualquier individuo puede desarrollar la trombosis venosa profunda y embolia pulmonar, factores como la falta de ejercicio, la trombofilia, el cáncer y operaciones recientes incrementan este riesgo.

La embolia pulmonar puede ser mortal, pero un tratamiento rápido puede reducir de manera significativa el riesgo de muerte.  Concentrarse en medidas para prevenir los coágulos sanguíneos en las piernas puede ayudar a protegerte contra la embolia pulmonar.

Síntomas de la embolia pulmonar

Los síntomas de la embolia pulmonar pueden variar grandemente dependiendo de cuán afectado este el pulmón por el embolismo, cuán largo es el embolo y cuál es el estado de salud general de la persona –y en particular la presencia o ausencia de enfermedades pulmonares o cardíacas subyacentes.

Signos y síntomas comunes incluyen:

  • Falta de aire: este síntoma suele aparecer súbitamente y empeora con el esfuerzo físico.
  • Dolor de pecho: puedes sentir que estás sufriendo un paro cardíaco. El dolor puede ser peor al respirar profundamente (pleuresía), al toser, comer, inclinarse o encorvarse. El dolor se empeora con el esfuerzo físico, pero desaparece cuando descansas.
  • Tos: puede estar acompañada de flema sanguinolenta.

Otros síntomas que pueden ocurrir en la embolia pulmonar incluyen:

  • Dolor o hinchazón de una pierna, o ambas, usualmente en la pantorrilla
  • Piel húmeda o descolorida (cianosis)
  • Fiebre
  • Sudor excesivo
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Desorientación o mareo

La embolia pulmonar puede clasificarse en:

  1. Embolia pulmonar recurrente – son embolias menores en los pulmones que suceden con frecuencia. Puede conducir a un shock con signos de insuficiencia cardíaca derecha aguda.
  2. Embolia pulmonar masiva – cuando sucede una embolia pulmonar masiva, el 10% de los pacientes mueren dentro de una hora de ser diagnosticados, lo que se denomina una «muerte súbita». La embolia pulmonar sin tratamiento resulta en una mortalidad total del 35%. En promedio la mortalidad relacionada a la embolia pulmonar llega solo al 8%.

¿Cuándo llamar a una ambulancia?

La embolia pulmonar puede ser letal. Si experimentas falta de aire inexplicable, dolor en el pecho o tos acompañada de mucosidad con sangre, busca asistencia médica inmediata.

[Total: 2    Average: 4.5/5]