plicní embolie a trombóza u dětí

Sí, los niños también pueden sufrir de trombosis. Incluso los niños aún por nacer pueden desarrollar trombosis. Igual que en los adultos, la trombosis (coágulos sanguíneos) en los niños puede formarse en las arterias o venas, con 2/3 de estos formados en las venas. Sin embargo, el riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda o embolia pulmonar en los niños es mucho más bajo que en los adultos. Mientras que el riesgo de trombosis o embolia pulmonar en adultos es 1: 1000 por año, en niños puede ser tan bajo como 1: 1 millón por año. Aunque puede estar subestimado porque rara vez se sospecha esto en niños.

¿En qué situaciones aumenta el riesgo de embolia pulmonar y trombosis en niños?

La mayoría de casos de trombosis venosa profunda ocurren en niños que tienen estos factores de riesgo:

  • Inserción de un catéter intravenoso (tubo delgado insertado en una vena) – la causa más común
  • Enfermedad cardíaca
  • Cirugía reciente
  • Lesiones recientes
  • Cáncer
  • Lupus
  • Artritis reumatoide
  • Diabetes
  • Enfermedad renal
  • Enfermedad cardíaca
  • Anemia falciforme
  • Leucemia
  • Obesidad
  • Trombofilia

Todos estos factores son también factores de riesgo en adultos. En general, los niños son menos propensos a desarrollar trombosis venosa profunda y embolia pulmonar y la mayoría de factores de riesgo se desarrollan con la presencia de enfermedad tromboembólica en en los niños.  80% de los niños que desarrollaron trombosis o embolia pulmonar sin otros factores de riesgo evidentes son portadores de trombofilia hereditaria y usualmente formas combinadas de trombofilia.

El diagnóstico de tromboembolia en niños no es necesariamente el mismo que en los adultos. Como se menciono antes, la mayoría de casos de trombosis en niños está en conexión con la aplicación de catéteres intravenosos y los catéteres se colocan normalmente en el brazo o en una vena en el cuello. Estos coágulos pueden ser difíciles de detectar por la ecografía duplex y puede requerirse de resonancia magnética para el diagnóstico. Para el diagnóstico de embolia pulmonar se realiza la gammagrafía pulmonar de perfusión.

Aún se han realizado pocos estudios sobre el tratamiento de trombosis en niños. Los especialistas en hematología pediátrica que tratan niños con trombosis venosa profunda o embolia pulmonar tienden a elaborar los tratamientos con base en datos obtenidos de estudios en adultos. No solo es insuficiente el estudio en niños, sino que además no existe una forma líquida de warfarina o dosis de HBPM para niños en jeringas. Como solo unos cuantos pediatras tienen experiencia con el tratamiento de niños con coágulos sanguíneos, los niños con trombosis venosa profunda y embolia pulmonar deben ser llevados a clínicas especializadas en el tratamiento de trombosis y hemostasia. Las buenas noticias son que los niños que fueron tratados con warfarina por un largo periodo de tiempo, excepto por osteoporosis parcial, crecieron con normalidad.

[Total: 0    Average: 0/5]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here